Risotto de pollo

tiempo de preparacion 20'-20' min
numero de comensales 4 personas
numero de comensales 40' min
Calorías por 100g: 250 kcal por cada 100 gramos kcal

Ingredientes

Elaboración

  • Traslada tu cocina hasta lo más profundo de Italia para realizar una de las recetas más extendidas de la cocina mediterránea: un riquísimo risotto de pollo. Ponte el delantal y deleita a todos con los increíbles sabores de este plato de arroz que enamora a todos. Una opción rápida y sencilla que te hará triunfar como cocinero y que deleitará tu paladar con sabores únicos.

    En esta ocasión hemos elegido la variedad de risotto con pollo, pero esta receta admite múltiples variantes. Desde el risotto de verduras hasta el risotto de gambas y calamares o la innovadora receta de risotto con fresas y cava. En esta ocasión es el turno del pollo como principal protagonista junto a nuestro Arroz SOS Especial Risotto, pero apúntate las otras variedades para seguir especializándote como cocinero/a del risotto.

    Arrancamos nuestra riquísima receta de risotto con pollo preparando todos los ingredientes con anterioridad. Es muy importante que tengamos todos los productos en nuestra cocina para no interrumpir la receta durante su elaboración. Una vez tengamos todos los ingredientes preparados, damos inicio a la receta.

    Lo primero es cortar la cebolla, en juliana o taquitos pequeños, según prefiramos. También hay que picar el ajo y cortar en taquitos el pollo, con trozos del tamaño que más nos guste. Lo ideal es que el pollo esté muy troceado en taquitos pequeños para que su sabor se mimetice con el del arroz. Además, vamos a salpimentar el pollo una vez cortado.

    Por su parte, vamos a poner a calentar en un cazo el caldo de pollo, de manera que esté caliente a la hora de usarlo para nuestra receta de risotto de pollo. Este paso será decisivo para que el arroz y nuestro plato tenga su punto ideal de cocción y, por ende, salga más rico y sabroso.

    Por consiguiente, ponemos una sartén en el fuego con aceite de oliva virgen extra. Cuando se caliente el aceite (pon atención de que no se queme) hay que incorporar los ajos y, una vez doraditos, añadir la cebolla. Hay quien prefiere retirar los ajos una vez tomado su sabor en el aceite y antes de echar la cebolla en la sartén.

    Cocinamos a fuego medio para que se vaya pochando bien la cebolla. En el momento que veamos que conseguimos que la cebolla se empiece a poner transparente, se incorpora el pollo troceado en taquitos. Removemos todo junto y cocinamos durante unos minutos hasta que el pollo se haya dorado por todos lados.

    Es el turno ahora del arroz. Échalo en la sartén junto con el ajo, si no lo has apartado antes, la cebolla y el pollo. Cocínalo todo junto sin dejar de remover durante un minuto, con el objetivo de que el arroz tome el resto de sabores e incorpora el vino blanco. Seguimos removiendo con el fuego a temperatura media hasta que el vino se evapore.

    Ahora, se vierte el caldo de pollo previamente calentado en la sartén. En este sentido, hay que recordar que se debe echar el caldo lentamente sin dejar de remover los ingredientes que hay en la sartén. Cuando esté todo el caldo en la sartén, dejamos cocer el arroz entre 18 y 22 minutos.

    Una vez transcurrido este tiempo, teniendo en cuenta que el arroz debe quedar cremoso, retiramos del fuego, probamos de sal y añadimos la mantequilla y el queso parmesano. Mezclamos bien todos los ingredientes con cuidado y… ¡Listo! Sólo quedaría emplatar y, de manera opcional, poner un poco de perejil como decoración en el plato. ¡Quedará ideal! Y, sobre todo, dará un plus a esta riquísima receta.

El boletus, un acompañante ideal para risotto de pollo

¿Quieres dar un paso más en esta receta de risotto de pollo? Añade boletus y suma sabor y exclusividad a tu plato. Si te animas a probar esta combinación, te harán falta unos 400 gramos de boletus medianos. Estos los podrás incorporar junto al pollo y antes del arroz para cocinarlos de la mejor manera y que encajen a la perfección en este plato. También puedes probar con unos champiñones e intentar una receta de risotto de champiñones con pollo.

El sabor de estos hongos dará un plus a esta receta de risotto de pollo. De hecho, seguro que después de probarla estarás pensando en cuando volver a hacerla. ¡Demuestra a todos el gran chef que llevas dentro! La cocina te espera.

El origen del risotto: la amorosa leyenda que rodea a esta receta de arroz en Italia

El risotto es un plato típico del norte de Italia, sobre todo de Milán, donde corre una leyenda que perdura por los años y que da respuesta al origen de este plato. ¿Cuál es esta historia? Se dice que un aprendiz del maestro Valerio de Flandes, artista que creó las vidrieras del Duomo de Milán, se enamoró de la hija de su maestro. Un amor que terminó en una boda entre ambos donde nace por primera vez este plato: el risotto.

Esto se debe a que el aprendiz pidió crear una comida que sorprendiera mucho a los invitados tras haber cumplido su sueño de casarse con su amada. Los cocineros del convite decidieron añadir a un arroz azafrán, con un aromático y colorido plato que sorprendió mucho y que dio paso a los inicios del risotto, cuyas variedades son tan extensas como su arraigo en la cocina italiana.

¿Te gustaría sorprender también a tu pareja o invitados? Apuesta por este risotto de pollo y deleita a todos con los mejores sabores junto al arroz, que es uno de los alimentos más importantes en nuestra alimentación y en la tradición culinaria del Mediterráneo. Ahora sí que sí: ¡Qué aproveche!