Arroz con pota: una receta marinera tradicional

tiempo de preparacion 5-30 min
numero de comensales Fácil
numero de comensales 4 personas
numero de comensales 35 min
numero de comensales Mediterránea
coste estimado 10 €
Calorías por 100g: 534 kcal

¿Alguna vez te has preguntado cómo llevar los sabores del mar directamente a tu mesa, combinando tradición, autenticidad y calidad? En Arroz SOS, creemos que la respuesta reside en platos que cuentan historias, aquellos que pasan de generación en generación y se convierten en pilares de nuestra gastronomía. Hoy, queremos compartir contigo el secreto de una receta que encapsula todo esto: el arroz con pota, un plato lleno de sabor, tradición y la promesa de un viaje gastronómico inolvidable.

Este plato, arraigado en la cocina marinera, no solo destaca por su sabor intenso y su textura única, sino también por la facilidad con la que se puede preparar en casa, convirtiéndolo en el perfecto candidato para tus comidas familiares o encuentros especiales.

Ingredientes

Elaboración

  • Preparar la pota

  • Comenzamos nuestra receta sofriendo los trozos de pota a fuego lento en una sartén con un poco de aceite de oliva. Este paso es crucial para asegurar que la carne de la pota quede suave y tierna, lo cual es esencial para la textura final del plato. Es importante mantener el fuego bajo y cocinar los trozos uniformemente, volteándolos ocasionalmente para que se cocinen bien por todos lados. Una vez que la pota esté blandita, la retiramos de la sartén y la reservamos para usarla más adelante en la receta.

    La otra parte de la pota se cocina durante 6 minutos en una olla con agua hirviendo. Este proceso de cocción en dos tiempos es el secreto para lograr una pota que, al mezclarse con el arroz, aporte una variedad de texturas y sabores al plato. ¡Te encantará!

    Preparar la pota

  • Cocinar el sofrito de verduras

  • En la misma sartén, añadimos un poco más de aceite de oliva y procedemos a sofreír la cebolla blanca finamente picada, los pimientos rojo y verde cortados en cubos pequeños, y los ajetes. Este sofrito es la base aromática de nuestro arroz con pota, por lo que es importante cocinar las verduras a fuego medio hasta que estén tiernas pero sin llegar a dorarse demasiado. Agregar una pizca de sal ayuda a que las verduras suelten sus jugos, enriqueciendo el sofrito con sus sabores naturales.

    Una vez que las verduras estén bien sofritas, incorporamos el pimentón choricero, removiendo con energía para evitar que se queme y amargue el sofrito. El pimentón choricero aporta un color rojizo intenso y un sabor ligeramente ahumado, característico de muchos platos de la cocina española.

    Hacer el sofrito de verduras

  • Incorporar el arroz y el caldo

  • A continuación, añadimos el arroz a la sartén con el sofrito, integrándolo bien para que el arroz se impregne de todos los sabores del sofrito. Es importante mover el arroz constantemente durante unos minutos para que se tueste ligeramente sin llegar a quemarse.

    Después de tostar el arroz, vertemos el caldo de pescado caliente sobre el arroz, asegurando que se distribuya uniformemente. El caldo debe estar caliente para no interrumpir la cocción del arroz. Una vez añadido el caldo, reducimos el fuego y dejamos que el arroz se cocine lentamente durante 15-17 minutos, absorbiendo el caldo y los sabores del sofrito y la pota. Por último, añade nuevamente la pota troceada que habíamos reservado anteriormente.

    Incorporar el arroz

  • Servir y disfrutar

  • Una vez que el arroz esté cocido y haya absorbido todo el caldo, retiramos la sartén del fuego y dejamos que el arroz repose unos minutos. Este reposo permite que los sabores se asienten y que el arroz adquiera la textura perfecta. Durante este tiempo, el calor residual continúa cocinando ligeramente el arroz, por lo que es un momento crítico para conseguir el punto exacto.

    Para servir, decoramos el arroz con el trozo de pota cocida y un poco de perejil fresco picado por encima, lo cual añade un toque de color y frescura al plato. La presentación es importante, por lo que recomendamos servirlo en una fuente amplia donde se aprecien los trozos de pota y el colorido del sofrito. ¡Toca disfrutar!

    Servir y presentar

Conclusión

El arroz con pota es más que un simple plato; es una experiencia culinaria que habla de tradición, sabor y autenticidad. Siguiendo estos consejos y trucos, podrás llevar a tu mesa un pedazo del mar, convirtiendo cada comida en una ocasión especial. Recuerda que la calidad de los ingredientes es clave para obtener el mejor resultado y, con Arroz SOS, tienes el compañero perfecto para este viaje gastronómico.

Te invitamos a experimentar, a jugar con los sabores y con las texturas y, sobre todo, a disfrutar del proceso de cocinar. Porque en Arroz SOS, creemos que cocinar debe ser siempre una celebración de la vida y de los buenos momentos compartidos alrededor de la mesa. ¡Manos a la obra!