Arroz con patatas: una receta clásica y deliciosa

tiempo de preparacion 5-50 min
numero de comensales Fácil
numero de comensales 4 personas
numero de comensales 55 min
numero de comensales Mediterránea
coste estimado 10 €
Calorías por 100g: 426 kcal

En el corazón de la cocina tradicional, encontramos platos que no solo alimentan el cuerpo, sino también el alma. Uno de estos tesoros culinarios es el arroz con patatas, una combinación sencilla pero extraordinariamente reconfortante. Este plato, arraigado en la tradición y en los recuerdos de comidas familiares, representa la esencia de lo que buscamos ofrecer: calidad, autenticidad y un sabor inolvidable.

La preparación de arroz con patatas es un ritual que pasa de generación en generación, llevando consigo historias y secretos de familia. Con ingredientes básicos, este plato se transforma en una verdadera obra de arte culinario. ¿Te animas a prepararlo? ¡Vamos allá!

Ingredientes

Elaboración

  • Elaborar el sofrito

  • Comienza calentando aceite de oliva virgen extra en una cazuela amplia. Añade los dientes de ajo, la cebolla y el pimiento rojo, todo previamente cortado. El sofrito es la base de nuestro plato, por lo que es importante cocinar estos ingredientes a fuego medio-bajo hasta que estén bien pochados y desprendan todos sus aromas. Este proceso suele tomar unos minutos, pero es esencial para asegurar la profundidad de sabor del plato final.

    Una vez que el sofrito esté listo, incorpora el concentrado de tomate, mezclando bien con el resto de los ingredientes. La incorporación del concentrado intensificará el color y el sabor del guiso. Tras unos minutos, cuando el tomate esté integrado, vierte el vaso de vino blanco y deja que el alcohol se evapore, lo cual aportará una nota de acidez equilibrada al plato.

    Elaboración del sofrito

  • Incorporar las patatas y el azafrán

  • Con el sofrito listo y el vino integrado, es el momento de añadir las patatas cortadas. Remueve bien para que las patatas se impregnen de todos los sabores del sofrito.

    Añadiendo las patatas y el azafrán

  • Agregar el caldo y ajustar la sal

  • Tras unos minutos de cocción, añade el caldo de verduras a la cazuela. Ajusta el punto de sal al gusto, teniendo en cuenta que el caldo ya puede contener sal. Este es también el momento de incorporar el azafrán y el romero, que no solo añadirán color y aroma al plato, sino que también lo enriquecerán con sus propiedades antioxidantes y su sabor único.

    Incorporación del caldo y ajuste de sal

  • Añadir el arroz

  • Una vez que las patatas estén tiernas, añade el arroz. Integra suavemente para distribuir el arroz de manera uniforme por todo el guiso, asegurándote de que quede bien integrado con el caldo y las patatas.

    Este es el momento crucial donde el arroz absorberá los sabores del guiso, convirtiéndose en el protagonista del plato. La cocción debe continuar hasta que el arroz esté tierno, pero firme, lo cual suele tomar unos 15-17 minutos.

    Agregando el arroz

  • Reposar y servir

  • Una vez que el arroz esté cocido, retira la cazuela del fuego y deja que el guiso repose unos minutos antes de servir. Este breve reposo permite que los sabores se asienten y que el arroz absorba cualquier exceso de caldo, asegurando la consistencia perfecta del plato.

    Sirve el arroz con patatas caliente, decorando con unas hojas de romero fresco si lo deseas. Este plato, rico en sabores y tradición, es perfecto para compartir en familia o con amigos, ofreciendo una experiencia culinaria reconfortante y deliciosa.

    Reposo y servido

Conclusión

El arroz con patatas es un plato que habla de tradición, sabor y hogar. Siguiendo nuestros consejos y trucos, podrás llevar esta receta clásica a un nuevo nivel, sorprendiendo a familiares y amigos con tus habilidades culinarias. Recuerda que la calidad de los ingredientes, especialmente el arroz, es fundamental para conseguir un plato exitoso.

Experimenta, disfruta del proceso y comparte el amor por la cocina tradicional con cada bocado de arroz con patatas. ¡Buen provecho!