Una buena ensalada de arroz es un plato rico y nutritivo que no puede faltar en tu repertorio de recetas, pero ¿sabes cómo hacerla para que sea irresistible? Aquí tienes nueve consejos para hacer una buena ensalada de arroz:

1. Como siempre lo primero es elegir el mejor arroz, aquél que por sus cualidades a la hora de cocinarlo y su sabor nos venga mejor en cada ocasión. Para una ensalada de arroz, lo mejor es usar una mezcla de arroces que nos aporte diferentes texturas y colores en el plato. Están especialmente indicados el arroz de grano largo, el arroz salvaje y el arroz rojo integral, que juntos o por separado darán carácter a tu plato.

2. Una vez elegido el arroz o arroces a usar en nuestra ensalada, es crucial la forma de cocinarlos. Sigue las instrucciones que encontrarás en el paquete y vigila especialmente el tiempo de cocción del arroz. Ponte un cronómetro o algún aviso sonoro para que no se te pase el arroz.

3. Cocina el arroz en tu punto preferido pero no tengas miedo de dejarlo ligeramente poco hecho sobre todo si no vas a consumirlo en el momento. Si lo dejas un poco al dente aportarás textura a tu ensalada.

4. Como vamos a consumir el arroz frío o templado en la ensalada, puedes cocer tu arroz en abundante agua y luego colarlo. De esta forma, no será necesario tener tanto cuidado midiendo el agua y tan sólo ajustando el tiempo de cocción podrás conseguir que quede bien tu arroz.

5. Es buena idea cocer el arroz para la ensalada con antelación, puedes conservarlo en un recipiente tapado en la nevera hasta el momento de usarlo. Así, además de poder fácilmente improvisar una comida o cena en cualquier momento, te será más fácil preparar el almuerzo para llevar al trabajo al día siguiente.

6. Para que el arroz quede más suelto, puedes lavarlo antes de cocinarlo para quitarle el exceso de almidón. Descarta el agua del lavado y cocina tu arroz en agua limpia como harías habitualmente.

7. Corta todos los ingredientes en trozos de un tamaño similar, así será más fácil comer la ensalada y visualmente quedará más apetecible. Recuerda que puedes poner de todo en tu ensalada de arroz: verduras, frutas, carne, pescado, el único límite es tu imaginación.

8. Prepara el aliño para tu ensalada en un tarro pequeño con tapa que puedas agitar vigorosamente para obtener una vinagreta emulsionada antes de añadirla a la ensalada. Prueba a hacer un aliño con una proporción de tres partes de aceite por una de vinagre o limón y añade sal y especias al gusto. Puedes enriquecer tus aliños con un poco de mayonesa o mostaza.

9. Utiliza un un bol grande para mezclar el arroz, el resto de ingredientes y la vinagreta para que se pueda remover bien; y deja reposar la ensalada antes de servirla para que los ingredientes se hayan integrado y los sabores se hayan mezclado.

La próxima vez que hagas tu receta familiar de ensalada de arroz, acuérdate de poner en práctica estos sencillos consejos para hacer una buena ensalada de arroz, notarás la diferencia.