El arroz es uno de los cereales más consumidos del mundo. Su versatilidad y capacidad de producción en grandes cantidades lo hacen un alimento fácil de conseguir en casi cualquier lugar del planeta, además de aportar una gran cantidad de nutrientes. Sin embargo, su popularidad también viene ligada a muchos mitos que tuercen la concepción de las personas sobre este cereal, sobre todo una en concreto: “¿el arroz engorda?”. Si conoces este mito y tu meta es adelgazar sin prescindir del arroz, no te preocupes, puedes hacerlo sin problema.

Plato de arroz blanco

¿El arroz engorda?

En el mundo occidental esta concepción está muy extendida, sin embargo, no es cierta. Este alimento es la base de la alimentación en una gran parte de Asia, continente en el que las tasas de obesidad son considerablemente bajas y donde la población goza de las gastronomías más sanas del planeta.

La falsa concepción del arroz como “bomba calórica” surge de la gran cantidad de hidratos de carbono que contiene, es decir, es una potente fuente de energía. Es cierto que si consumimos más energía de la que requerimos en nuestra actividad diaria, queda almacenada, haciéndonos engordar. Sin embargo, esto funciona de igual manera para cualquier alimento, todos nos proporcionan energía, medida comúnmente en kilocalorías. Además, es importante recalcar que sin energía no podemos vivir y los hidratos de carbono son un macronutriente imprescindible en nuestra dieta.

Entonces, ¿engorda el arroz? Al igual que cualquier alimento, por sí solo, no. El arroz es rico en carbohidratos complejos, un tipo de carbohidrato que tarda más en asimilarse, que aporta energía de forma más gradual y es más saciante, aparte de ser rico en fibra, vitaminas y minerales. Teniendo en cuenta esto, el arroz es un alimento clave que puede ayudar en una dieta con el objetivo de perder peso, ya que es un alimento sano y saciante, previniendo que el hambre aparezca.

Brizna de arroz

Un buen alimento para conseguir adelgazar

Por lo tanto, el arroz no engorda, de hecho, funciona, al contrario, puede ser un gran aliado a la hora de adelgazar a través de la alimentación, siempre que se consuma de manera adecuada y con moderación. A continuación, recalcamos una serie de aspectos importantes:

  • Consumir una porción adecuada a las calorías que se necesitan consumir al día. Esto se aplica de igual manera al resto de alimentos.
  • Elegir buenas combinaciones con otros alimentos, por ejemplo, aquellos altos en proteína como la carne, el pescado o el tofu o aquellos altos en fibra y vitaminas como las verduras.
  • Mejor el arroz integral, ya que ralentiza la absorción de los hidratos en sangre y mantiene los niveles de azúcar a raya. Además, es más rico en fibra y nutrientes.
  • Si quieres adelgazar, las dietas drásticas tienen una alta tasa de abandono. Reducir la ingesta de carbohidratos de manera absoluta no es recomendable tanto por la carencia de nutrientes que acarreará como por la poca saciedad que se alcanzará en cada comida, aumentando la posibilidad de que dejemos la dieta. Las dietas milagro no funcionan a largo plazo.
Diferentes tipos de arroz

¿Cuántas calorías tiene el arroz?

Para adelgazar, lo único que se precisa es consumir menos calorías de las que necesitamos. Es decir, consumir menos energía de la que gastamos para que nuestro cuerpo se vea obligado a recurrir, en primera instancia, a la grasa almacenada para seguir funcionando. Esto se denomina déficit calórico. Para que puedas tener una idea de las calorías que se encuentran en cada tipo de arroz, te dejamos la siguiente información:

  • Calorías del arroz blanco: 130 calorías por cada 100 gramos de producto (cocido).
  • Calorías del arroz integral: 111 calorías por cada 100 gramos de producto (cocido).
  • Calorías del arroz basmati: 120 calorías por cada 100 gramos de producto (cocido).

En definitiva, el arroz no solo es un alimento que no nos hace engordar, sino que además puede ser un gran aliado en nuestra dieta si perseguimos el objetivo de perder peso. La base para mantener una buena alimentación es llevar una dieta variada y en el caso de que queramos perder o ganar peso, subir o bajar la ingesta de calorías, no buscar restringir alimentos sanos como es este del que hemos venido hablando a lo largo de todo el artículo.